index . . laguna dorada . . daño a los suelos . . Zárate .

Tosqueras y otras cavas

afectando acuíferos y humedales

Esta nueva y breve temática editorial, ha sido sin embargo, mi más antigua tarea en defensa de las entrañas de nuestra Madre Tierra.

No sólo nos abocaremos a las cavas que atienden extracciones de tosca para construir caminos, sino también a las cavas que responden a extracciones aplicadas a elevar terrenos bajos; y a los alteos en los bordes de los arroyos.

Las primeras son inevitables por muy necesarias; pero cabe reglamentar la proporción relativa al área de cada parcela; el ángulo de perfilado del borde de la cava y la profundidad relativa a la extensión del área de cada tosquera, de manera de dejar bien claramente resuelta la inmediata creación de paisaje.

Las segundas son claramente denunciables, pues esas obranzas de extracción y relleno inmediato lindero de tierras bajas, casi siempre apuntan a ocupar humedales o llanuras interestuariales aun más vulnerables; tanto a las personas que intentan ocupar estas áreas, como a los acuíferos que allí presentan su flanco más frágil. Ambos temas se tocan y por ello van juntos. Ver mi página www.humedal.com.ar

Los terceros son claramente violatorios de derechos elementales entre vecinos que ya nos vienen muy puntualmente señalados en el Código Civil; recuerdo algunos:

Art.2579.- El aumento de tierra no se reputará efecto espontáneo de las aguas, cuando fuere a consecuencia de obras hechas por los ribereños en perjuicio de otros ribereños. Estos tienen derecho a pedir el restablecimiento de las aguas en su lecho; y si no fuere posible conseguirlo, pueden demandar la destrucción de esas obras.

Art.2634.- El propietario de una heredad no puede por medio de un cambio que haga en el nivel de su terreno, dirigir sobre el fundo vecino las aguas pluviales que caían en su heredad.
 
Art.2647.- Los terrenos inferiores están sujetos a recibir las aguas que naturalmente descienden de los terrenos superiores, sin que para eso hubiese contribuido el trabajo del hombre.
 
Art.2653.- Es prohibido al dueño del terreno superior, agravar la sujeción del terreno inferior, dirigiendo las aguas a un solo punto, o haciendo de cualquier modo más impetuosa la corriente que pueda perjudicar el terreno inferior.

Los espacios entre los cordones litorales que conforman todo el suelo de estos emprendimientos donde caban estanques para generar rellenos son antiguos cauces naturales por donde aflora y escurre agua del acuífero que por allí mejor transpira; y cursos naturales de las lluvias, anegamientos e inundaciones que por allí naturalmente escurren.

Por ello les cabe el art 2637, Par 3°, del Código Civil: “Cuando constituyen curso de agua por cauces naturales pertenecen al dominio público y no pueden ser alterados”.   

Las excavaciones para extraer rellenos terminan conformando estanques de aguas estancadas repodridas; que en adición hieren al acuífero al que ellos, cavando en el humedal contribuyen a degradar.

Ver arts. 2615 y 2625 del C.C. que refiriendo de excavaciones y fosos puedan conformar depósitos de aguas estancadas o infiltraciones nocivas.

Velez Sarfield no imaginaba las calamidades ambientales que hoy tenemos a la vista y por ello, sus descripciones de lo "ruinoso", pudieran parecer ingenuidades al lado de las que denunciamos.

Ver http://www.delriolujan.com.ar/humedalescobar2.html

Hay así lugares donde cabe cavar y lugares donde deben ser penalizadas estas tareas, por generar daños severos e irreparables al ambiente y las personas.

Ver videos de áreas de anegamiento donde proponen instalar una planta de tratamiento de efluentes cloacales, que importaría materia prima de otros municipios. en 256 Kbps y en 384 Kbps

Los textos que siguen son sencilla muestra de las buenas intenciones que me permiten hoy estar a la búsqueda de esa seriedad, que con sonrisitas y cortesías ha quedado probado no llegamos a ningún lado.

 

Allá por 1990, un 22 de Agosto presentaba la siguiente denuncia al Ministro de Obras Públicas Provincial Ing. Alietto Guadagni.

De mi mayor consideración

En una pequeña parcela de 3,5 Has., Circ III, Sección Rural A, Parcela 3 del Partido de Gral Sarmiento ha comenzado a funcionar una tosquera, cuyos responsables dicen poseer la documentación que habilita estos trabajos, pero no la exhiben.

Los trabajos de explotación están a cargo de la empresa Item Vial, con sede en Pilar, donde dicen poseer ya otra tosquera; y estos pagan una suma que desconozco al Sr. Jorge Vilar, propietario de la parcela.

El que suscribe es el propietario de la parcela 4, Francisco Javier de Amorrortu, con domicilio en ella, que iniciara en el año 1983 por expediente N° 4052-78481, la tramitación para desarrollar un pequeño club de campo. Con motivo del decreto reglamentario 9403 de la ley 8912, hoy estoy obligado a desarrollar, más allá de aprobado el proyecto, las obras para este fin. En ellas me encuentro.

Estas tierras son un verdadero tesoro. Uno de los puntos más altos y la forestación más antigua de la zona. He realizado trabajos de restauración de una vieja vivienda del siglo pasado perteneciente a León Felipe Hilario Luna, cuyo nombre figura en los planos de 1950 del IGM, dando a Del Viso el nombre de Villa Luna.

En los últimos diez años no he dejado de trabajar con mi mejor ánimo, prácticamente ni un sólo día, con el fin propuesto.

El Municipio de Gral Sarmiento ha realizado inspecciones en el lugar y ha transmitido con elogios a la Dirección de Ordenamiento Urbano de vuestro ministerio, estos informes.

Inmediatamente contigua a mis predios se halla una parcela de más de 70 Has. cuyo expediente tramitando su transformación a club de campo obra en esa misma dirección.

A 180 mts hacia el NE se encuentran las 200 Has, de la Sociedad Rural Argentina; y como se observa en este pequeño dibujo que adjunto, este agujero que se nos propone en esta parcela 3, sólo podrá un día servir como depósito de basura. Como que ya lo ha sido anteriormente y lo hube denunciado por exp. mun. 4052-51539/88.

Como si todo esto fuera poco, y tras mi denuncia al Sr. Subgerente Gral. Comercial de Gas del Estado, se hizo hoy presente en esta parcela el Sr. Martínez de la gerencia operativa de la empresa de transporte de gas con sede en Pacheco, y comprobó que no sólo se había dejado al descubierto el gasoducto de 24" que viene desde Campo Durán en Salta, transportando gas con una presión de más de 45 Kg x cm2; sino que los camiones cargados de toscas, una bruta topadora D-8 y una enorme pala frontal Cat 980 de 5 m3 de balde, operaban a menos de 2 mts. del gasoducto y luego pasaban encima de él, ignorando toda dimensión de irresponsabilidad.

También advirtió que en el predio vecino, parcela 2, se habían construído numerosas caballerizas, directamente apoyados sus muros sobre el mismísimo conducto del gasoducto!

No terminaban las sorpresas. Estaba el Sr. Martínez haciendo la inspección cuando llega al lugar una camioneta Falcon roja conducida por el Sr. Arturo Heinrich, gerente de Item Vial, acompañado por el Sr. Jorge Vilar y el "Moncho", delegado municipal de Del Viso.

Al encontrarnos todos allí se mostraron sorprendidos. También el que suscribe. Pero aproveché el desconcierto para sacar perfectas imágenes con una gran cámara y zoom que llevaba conmigo y en donde aparecen estas personas descendiendo del mismo vehículo.

Allí me enfrentaron para que no los fotografiara, obligándome a dejar el predio. Sin embargo, desde el exterior logré capturar todas las escenas que se sucedieron: la conversación con el Sr. Martínez, la salida y entrada de los camiones, la enorme pala, la topadora, etc.

Había ya advertido a mi vecino el Sr. Vilar, de verificar la veracidad de las autorizaciones que la empresa decía tener, pues la responsabilidad final ante cualquier eventualidad, sería de lo contrario, suya.

Seguramente esto motivó la presencia del gerente de Item Vial y del delegado de Del Viso. De cualquier manera, la presencia de todos estos en el lugar, los hace a todos, concientes y corresponsables de lo que está sucediendo o pueda suceder.

Quien estuviera medianamente enterado de lo que sucede cuando se pincha uno de estos gasoductos de más de 45 Kg x m2, se lo puede imaginar.

Mi denuncia siento que es clara, medianamente insólita y afortunadamente bastante bien documentada.

Espero que esto contribuya y despierte el interés de las personas responsables, a fin de aclarar criterios de organización urbanística, lugares apropiados y comprometidos; y por supuesto, a aclarar la versión que seguramente dará el delegado municipal; ya que él asumió con su sola presencia, un mínimo de responsabilidad nada despreciable.

La gestión ante Gas del Estado la siento bien encaminada y seguiré atrás de ello. Espero vuestra consideración. Atte le saluda

Francisco Javier de Amorrortu

.

Similares advertencias cursé en el municipio de Gral Sarmiento por exp. 12152 del 23 de Agosto de 1990. Reclamos que hube de redoblar hasta el agotamiento durante 5 años. En ese período se clausuró la cava en 5 oportunidades, que con otras tantas reaperturas respondieron.

Al delegado municipal de inmediato lo despidieron, pero a fines de 1885 volvió a aparecer en Pilar como delegado general del municipio, por los servicios de puntero político que le había "regalado" al nuevo intendente Sergio Bivort su triunfo decisivo en la localidad de Del Viso.

Inútil fue que le advirtiera a este, de los antecedentes de su nuevo delegado. Que de todos modos terminó sus días expulsado por sus pares.

Todos estos expedientes tramitados en Gral Sarmiento fueron reproducidos y presentados en el nuevo municipio de Pilar, que a partir del 5 de Diciembre de 1995 tomó la posta de estas parcelas.

En Pilar reinaba una prohibición de abrir tosqueras y por ello fue muy fácil hacer cumplir lo que durante 5 años de perseverantes reclamos en San Miguel no consiguiera.

Sin embargo, otra cava más grande que la anterior estaba llamada a aparecer en mi inmediata cercanía durante esos años en que los intendentes de Gral. Sarmiento hacían la vista gorda. Aquí se trataba del negocio privado del propio secretario de Gobierno del intendente Luis Ortega, de nombre De Lucca, que todavía permanece prófugo de la Justicia.

Y también a esta le hube de dedicar años de persecución hasta lograr su clausura definitiva. La excusa que daban para continuar, era que estaban construyendo una pileta para la producción de camarones. Tonterías que probaban el caradurismo con que actuaban, pero que bastaban para dejar durmiendo los trámites en el área de legales del municipio, que decían estar averiguando esta proposición.

A la primera cava hace más de diez años se aplican a su relleno las obranzas de Autopistas del Sol, estando en más de un 90% saneado el bruto agujero.

A la segunda cava vecina la terminó comprando La Lomada del Pilar, y con dificultad han creado un paisaje de remolones acantilados que habrá que ver consolidados antes de dar opinión sobre sus resultados paisajísticos. Al menos, no terminó conformando basural.

Estos son los informes que me cabe alcanzar por haber trabajado en mi inmediata vecindad, con mucha insistencia en el tema. Y pintan de cuerpo entero la relación imposible de encubrir que siempre se descubre entre los máximos responsables municipales y estas realidades.

Es imposible, repito, que estas obranzas pasen desapercibidas por nadie; y todos sabemos que oponerse a ellas sólo es dable con grandes escándalos comunicacionales. Que aun así, continuan, porque es imprescindible extraer.

Por ello concluyo, que reconociendo estas tareas prácticamente inevitables, deben estar permitidas con criterios muy sencillos de aplicar y controlar; para evitar sean desarrolladas a tales profundidades y abarcando tales áreas, que no permiten luego recuperación paisajística alguna.

Esta propuesta fue esbozada a la Directora de Ordenamiento Urbano Arq. María Marta Vincet hace más de diez años, con la intención de acercarla a la Legislatura. Esta funcionaria conoce a fondo el tema de la corresponsabilidad de los funcionarios municipales, pero nunca conoció a nadie que lograra aplicarse a poner en caja la cuestión, sincerarla y llevarla a Legislatura.

De ella hablo en la nota que sigue y que me fuera solicitada por un grupo de vecinos de la Fábrica Militar de Pilar, en cuya cercanía habían comenzado a operar con otra cava que se decía destinada a la creación de "la laguna dorada". Como no se trataba de mi inmediata vecindad apliqué un tono muy grato que me valió la felicitación inmediata de uno de los involucrados.

La prueba de que el negocio continúa con los mismos respaldos políticos, la regala la elemental evidencia de ser el mismo Gustavo dueño de estas aves de rapiña con orugas, encargado de las anteriores extracciones en la "laguna dorada";

el mismo que hoy aparece involucrado en las extracciones de la cava del simpático play boy, cuya graciosa aristocracia también necesita de las limosnas de la Santa Madre Tierra para sostener su Vida y compartirla con alegría.

¿Será útil esa alegría a impedir que el destino de ese agujero sea celebrado un día, como el de la antigua cava y hoy bendecida Montonera de Pilar, que no quiero imaginar cuánto le costará al Municipio su santificación?

Francisco Javier de Amorrortu

Las imágenes apuntan a ejemplificar mejores propuestas. Pertenecen a un paisaje construído de acuerdo a estas, mucho más sinceras propuestas; y en cuyo enriquecimiento y control colaboraron un equipo de biólogos de la Universidad de Buenos Aires encabezados por el Dr. Rolando Quirós, especialista en ecosistemas de lagunas de prestigio internacional.

Ir a la siguiente página